martes, 14 de noviembre de 2017

Gracias por la vida a través de mis gafas

En esta foto tenía 30 años ¡¡Quién me iba a decir entonces que hoy cumpliría 83 años!!. Nunca creí que llegaría a esta edad y hoy me he parado a pensar como han sido estos años que he vivido, y he llegado a la conclusión de que entre las cosas buenas y las malas que todos tenemos en la vida, creo que he tenido más cosas buenas que malas, por lo tanto creo que soy un ser privilegiado.
Soy creyente y sé que es Dios quién dispuso la hora y el día que yo vendría al mundo y Él es el que sabe el día y la hora que debo dejarlo. Por lo tanto quiero darle públicamente las gracias por todo lo que me ha dado en estos largos años y todo lo que aún me dará.
¡¡Gracias Señor !! por la vida, por la salud que me das en abundancia; por los fracasos que me enseñaron a tener más humildad y a conocerme mejor; por todas las ocasiones de cultivar la paciencia, la tolerancia, la esperanza, la solidaridad y la comprensión, Sabes que a veces lo consigo y a veces no, por lo impaciente y cabezona que soy. Gracias por las oportunidades que aproveché de Ser persona, por las soluciones que encontré ante una dificultad; gracias por los talentos y la inteligencia que desarrollé y los días maravillosos que he vivido.
Gracias por los padres y hermana que me distes, gracias por la maravillosa persona que me distes de compañero y con el que tuvimos nuestra hija, ( que estoy segura que fue un regalo Tuyo para que te dejara en paz, con lo pesada que soy cuando te pido algo especial). Gracias por mi yerno y mis nietos; por los amigos que encontré, los maestros que me enseñaron, por los libros que leí, por los viajes que realicé y los maravillosos paisajes que he contemplado. Por el sol que me calienta, y por el aire que respiro.
Gracias por la convicción de que un SER bueno vela por mi, a pesar de mis errores; me protege a pesar de mi debilidad; me ama, a pesar de mis defectos y me da soluciones , a pesar de mi obstinación. ¡¡Gracias!! por enseñarme que la felicidad consiste en saber apreciar lo que tengo  y no ambicionar lo que no tengo. ¡¡Gracias por la alegría de ver, simplemente, que todavía estoy viva!!















jueves, 2 de noviembre de 2017

LA Ermita de Las Minas del Castillo a trav,es de mis gafas

En Las Minas del Castillo había una Ermita que me encantaba y que me trae bonitos recuerdos. Estaba situada en lo más alto de la Aldea, en el camino hacia el pantano y frente a las minas donde los hombres trabajaban. El Altar Mayor estaba presidido por Santa Bárbara, que era la patrona de las minas. A la izquierda del Altar Mayor había una puerta que llevaba a la sacristía; tanto por fuera como por dentro estaba encalada y su aspecto tan blanco le daba un aire alegre; estaba rodeada de un porche y siempre se veía todo muy limpio. Nuestro punto de encuentro, de chicos y chicas era el porche de la Ermita, tanto cuando éramos más pequeños, como cuando ya éramos más mayores, allí decidíamos que hacer el fin de semana. 
La Ermita, por dentro no tenía asientos, aunque personas que habitualmente vivían allí tenían sillas que habían traído de sus casas o tenían reclinatorios; mi padre nos hizo unos banquitos de madera, fáciles de llevar. Los domingos venía a decir misa Don Aniano, (¡¡vaya nombrecito!!), que era el cura párroco del Castillo de las Guardas, venía a decir misa andando y andando se iba, los guardias que estaban libres de servicio, iban a misa y se ponían al fondo de la Ermita, cuando Don Aniano terminaba su misa, lo acompañaban hasta el cuartel, que estaba en la carretera que llevaba al pueblo, allí el cura seguía su camino andando los 5 km,que lo llevaban al pueblo.
Pero mis Domingos preferidos eran los Domingos que Don Aniano no podía venir a decir misa; él llamaba por teléfono el día anterior para quién quisiera ir al pueblo a oir misa, pero la única persona que iba, acompañada por sus hijos, era María Sanchez, ( a la que ya he mencionado en otra entrada y que fue la persona que ayudó a mi padre a desasnarme).A María y sus hijos nos uníamos mi hermana y yo, mi madre no podía venir porque tenía una rodilla co problemas y no podía caminar mucho, de modo que nosotros 5 íbamos al Castillo de las Guardas andandito, si llovía llevábamos paraguas, los mismos que nos servían en verano para protegernos del sol. Cuando llegábamos al pueblo, entrábamos directamente en la Iglesia, donde ya Don Aniano estaba revestido para decir la misa, al término de esta, pasábamos a casa del cura, una casa preciosa con un bonito jardín interior; la sobrina de Don Aniano nos tenía preparado un desayuno opíparo consistente en una gran fuente de rebanadas de pan frito, aún calentito,un bizcocho y sobre todo un chocolate espesito con sabor a leche condensada que quitaba las tapaeritas del sentío.
parroquia del Castillo de las Guardas.
El chocolate nos lo ponían en un gran tazón y yo mojaba allí  mis rebanadas de pan frito, que en aquella época donde se carecía de tantas cosas, me sabían a gloria ; luego don Aniano nos volvía a llenar el tazón de chocolate para que mojáramos el bizcocho y si María Sanchez protestaba porque era mucho comer, don Aniano se reía y decía que con eso teníamos más fuerza para volver andando. Por eso los Domigos que don Aniano no podía venir a las Minas a decir misa, eran mis preferidos, ya se sabe"estomaguito lleno corazoncito agradecío" y el mío era más que agradecío. Recuerdo aquellos Domingos con profundo agradecimiento hacia don Aniano que a, pesar de su aspecto serio y adusto, nos trataba con tanto cariño y se reía con ganas cuando me veía con los labios llenos de chocolate y apurada porque me daba vergüenza de manchar aquellas servilletas tan blancas y bonitas, él me decía, "no te preocupes, las servilletas se lavan" y él mismo me ponía la servilleta en las manos. Son recuerdos sencillos y tiernos a la vez.
Aquella Ermita que me trae recuerdos tan queridos tuve ocasión de verla al cabo de más de 60 años, con ocasión de llevar a mis nietos a la Reserva del Castillo de las Guardas y la 1ª ocasión que fui quise acercarme a la Aldea pare ver "mi" Ermita; fue terrible la impresión que tuve, ahora era un montón de escombros, de la que
restos de la Ermita
apenas que daban en pie los muros, que aún recordaba que aquello había sido una Ermita.
Me impresionó tanto que, a pesar de seguir llevando amis nietos a la Reserva, nunca quise volver a entrar en la Aldea, en la que fui tan feliz, no quería borrar las imágenes que tenía en mis retinas y mis recuerdos.

imágenes de Google.







jueves, 12 de octubre de 2017

Noches de parchis y bellotas explosivas a través de mis gafas

En invierno que los días son más cortos porque oscurece antes, en las Minas del Castillo, las noches se hacían interminables, ya que en aquel tiempo "la caja tonta"no existía y la radio eran muy pocas  las familias que las tenían, por ejemplo en casa aún no la teníamos, pero mis padres ponían en marcha su imaginación y nos proporcionaban unas noches entretenidas, divertidas y sobre todo entrañables: ahora recuerdo aquellas noches con nostalgia.
Solíamos cenar en cuanto oscurecía y de postre, con aquellas ricas y hermosas bellotas que se daban por allí, mi padre las metía en el brasero encendido con cisco, para que se asaran; recuerdo que con una navajita les hacía , a las bellotas, unas rajas en la parte superior y yo, tan curiosa como siempre, le preguntaba el porqué de aquellas rajas y él me explicaba, algo así, como que la bellota al calentarse se hincha y la cáscara que la envuelve es muy dura y no cede, por lo que explosiona y salta, pudiendo hacer daño al que le diera, por eso le hacía estas rajas en la cáscara, que con el calor se abren y ni explotan ni saltan. De todo esto que me explicó lo que más tentadoramente empezó a rondar en mi imaginación era, que aquellas bellotas podían saltar al hacer explosión, pensé que sería divertido ver a mis padres y mi hermana saltando, pero ¿cómo lo haría sin que se dieran cuenta¿.
Mientras en la sobremesa comíamos las bellotas, jugábamos al parchís o a los nombres, en la pizarra, luego leíamos un rato, mis padres leían un libro o una obra de teatro y a nosotras nos proporcionaban libros, generalmente de viajes, en el que la Naturaleza era la "estrella"; recuerdo que mis libros preferidos eran los de Emilio Salgari que me encantaban por las aventuras y los países que describía y. me hacían soñar con que algún día los vería.
Pero volviendo a las bellotas y mi tentación de gastar una broma viendo saltar a mis padres y mi hermana, pensé que el momento apropiado era cuando jugábamos al Parchís que mi padre le montaba un "pollo" siempre a mi madre, porque mi madre se ponía delante de mi hermana o de mí para que le comiéramos la ficha, o si era ella la que nos podía comer, se hacía la tonta y no nos comía. Esto ponía negro a mi padre y le decía a mi madre que no estaba bien lo que hacía, que no podía hacernos ganar siempre, que en el juego se gana o se pierde y teníamos que comprender esto; peroella ponía cara de tonta y seguía haciendo de las suyas. A mi hermana y a mí nos divertía mucho, porque eran las únicas veces que veíamos a mi padre enfadarse con ella.
Este era el momento de echar las bellotas al brasero sin hacerles rajitas en la piel para que explotaran; cogí 3 hermosas bellotas y disimuladamente las eché en el brasero, para que a mí no me dieran cuando explotaran, dejé caer la ropa de la camilla de mi lado. Cuando las bellotas salieron disparadas, mis padres y mi hermana dieron un salto increíble, mientras yo seguía sentada partiéndome de risa; cuando me vieron muerta de la risa ya supieron que había sido yo, se vinieron los tres para mí y cada uno me "acarició" la parte de mi cuerpo que acostumbraban a "acariciar" cuando yo los deseperaba con "mis" cosas. Mi madre me daba pellizcos en los brazos, mi padre, con sus enormes manos, las depositaba en mi "culete" a gran velocidad y mi hermana me tiraba de los pelos; luego mi padre extendió el brazo,como el Ángel exterminador, y me gritó"¡¡a la cama!!".
Curiosamente aquella noche no noté el frio de las sábanas.¡¡como para notarlo con lo calentita que iba!!. Pero mi proeza había valido la pena, ¡nunca me había divertido tanto!!.
Por la mañana ya, más calmado, mi padre me dijo que si volvía  a hacer lo de al noche anterior me iba a sacar a pasar la noche a la calle amarrada a la ventana a pasar frío. Aquella amenaza me pareció que mi padre no era capaz de hacerla y no lo decía de verdad, pero y ¿ y si no mentía? . Mejor era estarse quietecita  y no volver a intentarlo.
ímagenes de Google.

























viernes, 29 de septiembre de 2017

Felicitaciones a mi marido a través de mis gafas

Hoy es el día y mañana el cumpleaños de la persona que más quiero: Esa eres tú ;tú, mi amigo más leal, mi confidente, el que me hizo conocer elAMOR con mayúsculas y con todas sus características; la pasión, la ternura,la complicidad, la comprensión, la alegría de despertar a tu lado por las mañanas y la tristeza cuando no ha sido así, porque por tu trabajo hayas estado lejos de mí.
Hace algo más de 50 años que nos conocimos y a pesar de todo lo que nos separaba, nos cogimos de la mano y empezamos a caminar juntos por el difícil camino de la vida. Unas veces ese camino era como una fantástica autopista por la que nos deslizamos, ilusionados y felices .Otras veces el camino era como una carretera 
comarcal llena de baches, que fuimos sorteando, sin soltarnos de la mano y apoyándonos el uno en el otro.
Nunca me ha importado las cosas materiales que me hayas podido ofrecer. Si me ha importado y mucho que, generosamente, me regales tu tiempo, tu atención. tu cariño, tu honestidad, tu paciencia y tu protección. Puedo parecer rara, pero creo que estos regalos no los puede comprar el dinero. Para mí son los regalos más queridos que llevo de equipaje, en el largo camino que emprendimos juntos.
Solo le pido a Dios, machaconamente, todos los días y con todas las fuerzas de que soy capaz, que cuando lleguemos al final de este camino, yo me vaya antes que tú. Sencillamente; no sabría vivir sin ti. Reconozco que soy bastante egoista.
Felicidades cariño.












martes, 12 de septiembre de 2017

romería de san Ginés a través de mis gafas

El pasado Domingo 10 de Septiembre, se celebró en nuestro pueblo de Gines, la tradicional Romería de San Ginés, patrón del pueblo que , como siempre, estuvo organizada por la Asociación de san Ginés.
El día comenzó con una misa a las 10 de la mañana en la Iglesia Parroquial, presidida por la Asociación de san Ginés y el señor alcalde Dº Romualdo Garrido. Un coro de voces masculinas cantó, magistralmente, durante la misa canciones alusivas al acto y las sevillanas al estilo de Gines, tan conocidas por todos.
Al término de la misa y 
a los acordes del Himno
Nacional, interpretado por un numeroso grupo de tamborileros, san Ginés fue colocado en su carroza tirada por bueyes y se inició la Romería: en primer lugar iba un grupo de caballistas con el Simpecado de la Asociación, seguida por los tamborileros, que no dejaron de tocar durante el recorrido, a continuación la carroza de san Ginés, los miembros de la Asociación, el señor alcalde, algún concejal y los romeros.
Es tradición que san Ginés recorra varias calles del pueblo visitando a enfermos y personas ancianas a los que se les obsequia con una flor y una estampa del santo; la calles por las que pasa están adornadas por los vecinos con guirnaldas de flores. 
Finalmente, sobre la 1 del mediodía y a ritmo de sevillanas la Romería llega al llamado Pinar de san Ginés, donde todos loa asistentes celebran una bonita jornada de convivencia, donde todos comparten comida y diversión .
Esta convivencia es algo que me encanta pues, en la época que vivimos, donde nadie quiere saber de nadie, es digno de admiración ver como conviven en armonía desde los más pequeños, los jóvenes y los mayores. Creo que es una lección que deberíamos de practicar todos.
Sobre las 8 de la tarde los romeros se preparan para acompañar a san Ginés a la Parroquia, donde entró al rededor de las 10 de la noche . Fue un día muy bonito en Gines.
I mágenes de Google.








viernes, 25 de agosto de 2017

SOLIDARIDAD a través de mis gafas.

El próximo dia 31 de Agosto se conmemora el Día de la Solidaridad. Precisamente en estos días los españoles hemos demostrado nuestra Solidaridad, en los desgraciados acontecimientos con que hemos sido castigados por el terrorismo, en Barcelona y Cambrils. Toda España se ha volcado en apoyo y Solidaridad con Cataluña; todos hemos podido ver, a través de la tele y las redes sociales las manifestaciones de dolor, todos hemos dicho que " no tenemos miedo" y que "todos somos Barcelona".
Creo que los españoles, en momentos cruciales, respondemos todos unidos y movidos por nuestra Solidaridad; pero en el día a día¿ practicamos la Solidaridad con los que nos rodean?. No puedo dejar de pensar en lo que sobre la Solidaridad, decía San Juan Pablo II que decía así "La Solidaridad no es un sentimiento superficial; es la determinación firme y perseverante de empeñarse en el bien común, es decir, el bien de todos y cada uno, para que todos seamos, realmente, responsables de todos".

Me gustaría que reflexionáramos sobre estas palabras y nos preguntemos honradamente;
¿somos solidarios ? o 
¿practicamos la Solidaridad solo en momentos concretos ?
Ahí lo dejo....
imágenes de Google.










viernes, 30 de junio de 2017

Tortilla de patatas sin huevos a través de mis gafas

Prácticamente todas las familias que vivían en Las Minas del Castillo tenían, en la parte de atrás de sus casas, un gallinero, donde las galllinas les proporcionaban huevos y de esta manera, no tenían que comprarlos. También, en la parte de atrás del Cuartel, había gallineros, uno para cada familia. A mi madre le facilitaron una gallina clueca, compró huevos, llenó una  grande de cartón, de paja, en el centro de la caja, colocó los huevos, la gallina en seguida se colocó encima de aquellos huevos, a los que les daba calor con su pechuga, al lado de la caja tenía su comida y su agua la gallina, que se convirtió en la reina de la casa, nos tenía a todos pendientes de que todo funcionara bien.
Por fin, creo que a las 3 o 4 semanas iban saliendo los pollitos de dentro de los huevos, que ellos mismos picoteaban desde dentro del huevo.
Para mi, todo esta proceso fue algo tan extraordinario, que nunca se me ha olvidado; me llevaba todo el día esperando que los pollitos, tan pequeños, rompieran el cascaron para nacer. Con el tiempo, cada vez que mi madre echaba una gallina clueca con los huevos, ya no me llamaban tanto la atención, solo le pedía a Dios, que nacieran más pollos que gallinas, porque cuando, aquellos pollos eran algo más grandes, mi madre los hacía con tomate, aquel día era una fiesta en casa, la comida.
Pero los comienzos de esta cuento de la lechera (que es verídico) fueron un poco duros, porque mientras las primeras camadas de pollitos crecían y los que fueron gallinas empezaron a poner huevos, cuando mi madre hacía una tortilla de patatas para cenar, si había dinero en casa,  compraba huevos, si no lo había, hacía una gran tortilla de patatas si huevos. ¿como?. Mi madre, que tenía tanta imaginación como yo, ponía patatas peladas a cocer, luego las estrujaba con un tenedor, les añadía ajos, cortados muy menudos, previamente fritos y dorados, le añadía leche, para suavizarlos y ya, como si tuvieran huevos, hacía la gran tortilla en un perol. Salían doradas por ambos lados y estaban , para chuparse los dedos.
Reconozco que estas "tortillas" terminaron por gustarme más que las que tenían huevos, sencillamente, porque salían más grandes y el trozo, que me pertenecía era mayor.
imágenes de Google.












viernes, 16 de junio de 2017

Libretitas en lugar de dinero a través de mis gafas

Eso es lo que había, en aquella época, en casi todas las casas; libretitas en lugar de dinero. Libretitas más pequeñas que las que se usaban en el "cole" y que servían para que en ellas se apuntara el valor de lo que se compraba, tanto al carnicero, pescadero, frutero y en la tienda de comestibles; a primeros de mes cuando mi padre cobraba su escaso sueldo, mi madre pagaba lo que debía, y ...a empezar otro mes; ese era el dinero que yo veía en casa; las libretitas.
Al principio de la única c/ que había en Las Minas del Castillo, había unas especies de accesorias a las que, el carnicero, pescadero y el de la frutas y verduras, venían todos los días con unos burros con angarillas en las que traían los productos que vendían; a medio día se iban, supongo que serían del Castillo de las Guardas.
Me gustaba ir con mi madre a comprar, las libretitas las tenía guardadas en un cajón del tocador, y con la repajolera gracia que ella tenía le decía a este cajón, el "monedero" y me decía " coge la libreta del pescado", yo iba al " monedero" y , no había equivocación posible, la libreta que tenía algunas escamas era las del pescado, la de la carne tenía alguna mancha de sangre y la de las verduras, unas manchas de un color indefinido que podían ser verdes. Aún había otra libreta, con sus correspondientes manchas de aceite; la de la tienda de comestibles, que estaba francamente, bien puesta y vendía de todas clases de comestibles, especias, el terrible pan de máiz ( la borona), todo lo que se pueda encontrar en una mercería y hasta alpargatas blancas para el verano y zapatillas de fieltro para el invierno. La tienda era larguísima, se accedía a 
ella a través de 4 puertas y lógicamente tenía un largo mostrador. El dueño se llamaba Andrés , tenía 4 hijos, un chico y tres chicas, la 2ª de las chicas se llamaba Sebastiana, era preciosa, tenía un pelo rizado que era mi envidia; entre todas las amigas que tuve, era para mi la mejor, siempre la recuerdo con cariño.
En cuanto a las célebres libretitas, gracias a ellas y al economato de la Guardia Civil, no pasamos hambre en casa, aunque no teníamos dinero para otras cosas, como las frutas, que eran muy caras, los embutidos y los pasteles, por el mismo motivo. Mi madre, como todas las madres que no disponían de dinero, para comprar artículos de " estraperlo", hacía auténticos " milagros" con los artículos del que disponían. Recuerdo que los Sábados y Domingos eran días extraordinarios para mi, porque hacía de postre, para cenar, un día arroz con leche y al día siguiente natillas; como en aquella época
no había frigoríficos, ni siquiera neveras, mi madre ponía en el poyete de la ventana del dormitorio, los 4 platos con el postre, uno para cada uno de nosotros, para que se enfriara, y yo les daba mil vueltas , cuando la tentación era superior a mí, le daba un sorbito al filo del plato para que no se notara, pero cuando me dí cuenta que de tanto sorber, la señal del filo del plato iba hacia abajo, puse mi imaginación en marcha y sorbí en todos los platos hasta conseguir que todos presentaran el mismo aspecto. Cuando fuimos  a cenar y mi madre puso en la mesa los platos con natillas, todas las miradas se posaron en mí y yo, con bastante cara dura, les expliqué, que al enfriarse las natillas se encogían; vi como mis 
padres se volvían y sus espaldas se movían; ahora comprendo que se reían de mi "salida", luego se volvieron hacia mi y mi padre más serio que un fiscal me dijo, que las natillas se habían encogido porque yo  había sorbido de los platos, que si hubiera dicho la verdad, no pasaba nada, pero como había mentido, ahora no comería natillas y tuve que ver, como mi hermana se comía mis natillas y las suyas, mientra yo pensaba que bueno, yo ya había tomado natillas antes que nadie. De todos modos nunca más volví a sorber en ningún plato para que no se notara. Mi padre, sin ponerme la mano encima, castigó mi gula.
 Imágenes de Google.















martes, 6 de junio de 2017

Encajes, bordados y labores a través de mis gafas.

Como ya digo, en mi entrada anterior, hubo otra persona que colaboró con mi padre a " desasnarme" que era como mi padre llamaba, de broma, a mi enseñanza; esta persona fue María Sánchez una Sra a la que le faltaba un año para terminar la carrera de Magisterio, pero cuando la guerra, tuvo que dejarlo. Ahora vivía en Las Minas del Castillo, donde su marido trabajaba en las oficinas de las minas, tenian dos hijos, chica y chico y para ayudar en casa al sueldo del marido, daba clases particulares de todas las materias por las mañanas y por las tardes daba clases de labores.
Yo pude ir a las clases de María, gracias a mi tía Catalina, hermana mayor de mi padre, que económicamente estaba bien y todos los meses enviaba dinero a mi padre para pagarle a mi hermana los cursos de Corte y Confección por Correspondencia, que estaba dando y clases de labores que daba con María. Cuando mi tía se enteró que mi padre era el que me daba clase, con el poco tiempo del que disponía, se ofreció a mandarle dinero para que María me
muestra de calados
diera las clases; a mi padre le daba apuro y le dijo que a él le gustaba darme clase, solo le pidió para que yo, igual que mi hermana diera clases de labores. Con lo que mi tía nos mandó hubo bastante para las clases de labores y aún hubo para que, dos días a la semana me diera también María clases de Historia y Religión, que mi padre, por falta de tiempo no podía darme y tenía interés de que yo diera esas clases. 
María era muy seria pero daba unas clases bastantes atractivas y me encantaban; afortunadamente no tuve que aprender de memoria la lista de los Recaredos, Sigerícos, Alaricos, Segismundo y compañía. En cuanto a la Religión, María era muy religiosa y daba estas clases, que nadie, me las hubiera dado mejor.
Con las labores María tenía unas manos prodigiosas, tenía mucha paciencia, pero también era muy exigente, ahora comprendo que era por nuestro bien; de ella aprendí a hacer calados en la tela sacando hilos de la tela que parecían encajes, me enseñó a bordar a mano y en bastidor, esto me gustó tanto que, ya de mayor hice ajuares, por encargo, y me gané mi dinerito, incluso me hice mi propio ajuar con sábanas bordadas con tela de la viuda de Tolrá, que en aquella época era lo que se llevaba. María me había enseñado un truco para planchar el bordado, que me sirvió posteriormente, para los ajuares que hacía por encargo, que parecían que nadie hubiera puesto las manos en el.
María me enseñó a zurcir y remendar, parece un chiste pero no lo es, en aquella época se aprovechaban mucho las sábanas porque había poco dinero para reponerlas.
De todas las labores, lo que nás me gustó aprender fue a hacer el encaje de bolillos, aquello de que, siguiendo un dibujo con palitos llenos de hilos y alfileres prediendo los hilos en el dibujo, salieran aquellos preciosos encajes, me hacían una tremenda ilusión; no acababa de creerme que aquello lo hubiera hecho yo ; lo hacia con tanto gusto e interés que , hasta María 

le dijo a mi madre que no se explicaba como, con lo inquieta y rebelde que yo era, me saliera un encaje tan perfecto, sobre todo lo bien que hacía las hojitas, con lo difícil que era hacerlas.
Mi madre me lo contó,contenta y orgullosa de lo "lista" que era su hija y la "lista" de su hija se sintió, también orgullosa e hinchada como un bollo de leche metido en café caliente; no estaba acostumbrada a que mis padres me dijeran que había hecho algo bien, porque generalmente era todo lo contrario  y solía " cobrar" por mis "andanzas".
Supongo que, poco a poco y, muy a pesar mío, mi comportamiento, se estaba volviendo, politicamente, correcto.
A lo largo de mi vida, siempre he recordado a María Sánchez con enorme cariño y gratitud, reconociendo lo generosamente que nos ofreció sus conocimientos,
imágenesde Google.










martes, 30 de mayo de 2017

Mi "cole" en Las Minas del Castillo a traves de mis gafas

El tiempo en que Las Minas del Castillo habia tenido pleno rendimiento debió de ser magnífico, pues las casas y edificios, que rrecuerdo, eran estupendas y muy bien conservados, por ejemplo;el edera magníficoifcio del Colegio, que estaba a continuación del cuartel, era magnífico, con dos hermosas clases para chicas y chicos, con bancas corridas,sus pizarras y mapas en las paredes y grandes ventanales. A ambos lados del Colegio había dos casas con pequeños jardines a la entrada, para viviendas de los maestro/as ; solo había un problema y es que no había maestras/os, solo había una maestra( por decir algo), se llamaba dª Rosalía, era bajita,regordeta , de edad indefinida, tenía una melenita de pelo negro rizado, pero le salian canas y ella se encargaba de cortar todas las que le salían sobre la frente, con lo que tenía, como flequillo,una especie de pinchos blancos y los niños nos reíamos de ella. Dª Rosalía tenía un novio, era vasco y más grande que un tanque, dª Rosalía a su lado parecía un pegotito, le decian, de mote, Cantimplas y por lo visto era capataz en la mina; aunque mi padre decía que en vez de capataz lo que era es capaz ; capaz de estar todo el día en casa de dª Rosalía y esta se metía en la casa con él y a ¿ quién dejaba encargada de la clase? a mí, que por lo visto era la que sabía más; ya se sabe " en el reino de los ciegos, el tuerto es el rey", pues ese era yo.
Como nada más que había una maestra, en aquella clase estábamos juntos las niñas y los niños y cuando dª Rosalía se iba hacia dentro de su casa con su amado, yo iniciaba mi clase con bastante gana y seriedad, pero pronto empezaban a tirarme pelotitas de papel, que yo recogía y se las tiraba a los demás, con lo que empezábamos una batalla campal que cuando estaba en todo su fragor, aparecía Cantimplas seguido de dª Rosalía, nos reñían y nos hacían recoger todas las pelotitas, luego se volvían a ir y nosotros volvíamos a lo mismo. Recuerdo aquellas mañanas como las más divertidas, pero me duró poco, cuando mi padre se enteró de lo que allí pasaba, automáticamente me quitó del cole y se " autonominó" como mi profesor.
Ya he dicho en otra entrada de este blog, que mi padre había estudiado para prepararse al Cuerpo de Correos, siendo el 1º de su promoción. Él había nacido en un cuartel de la Guardia Civil, donde mi abuelo era sargento, y llevaba el amor a este Cuerpo en la sangre, hizo la "mili" en la Guardia Civil y ya no quiso saber nada de Correos, se quedó en la Guardia Civil a la que dedicó su vida.
De todos modos lo que había estudiado estaba ahí, además tenía una gran cultura, siempre estaba rodeado de libros, por lo que ahora comprendo que fue para mí un privilegio contar con un profesor para mí sola, pero en aquel tiempo no me gustó mucho.
Él compró las célebres Enciclopedias de Alvarez y dividió en dos grupos las materias que quería darme, en un grupo dábamos un día Matemáticas,Geometría y Geografía, al otro día dábamos Lengua
( que entonces llamaban Gramática) y lo que él llamaba valores morales. Un día dábamos un grupo y al día siguiente el otro, como mínimo dábamos 4 horas diaria de clase. Lo malo es que esto era en horas que él estaba fuera de servicio, con lo cual algunos días yo
tenía que estar dando clase mientra oía a mis amigas. Lo curioso es que a mí me encantaba estudiar con él que era de la opinión de que más que memorizar, debía de entender y comprender el tema que estuviéramos dando y me gustaba la paciencia con la que me explicaba todo. Solo las malditas Matemáticas me traían por la c/ de la amargura, las odiaba y las sigo odiando; en cambio la Geografía era y es mi gran pasión, soñaba con ver algún día aquellos paisajes, montañas, mares y ríos de los que mi padre me hablaba.
A él le gustaba que las noches despejadas saliéramos fuera de casa a ver las estrellas y me explicaba como se llamaban las constelaciones, me enseñó a localizar la Estrella Polar en aquel " carro", él decía que me serviría para saber donde está el Norte, si me perdía de noche, y de día lo sabría por la posición del sol, se ve que aún no se fiaba de mí, .Mi padre¡¡Dios cuanto me acuerdo de él!!. Aún me parece sentir su mano en mi hombro mientras con la otra me señalaba de lo que me estaba hablando.
En la próxima entrada escribiré sobre María Sánchez y lo positiva que fue en mi ensenñanza, junto con mi padre.
     Imágenes de Google.









  






martes, 16 de mayo de 2017

Historia de las Minas del Castillo de las Guardas a través de mis gafas.

Embalse de las Minas del Castillo
Las Minas del Castillo de las Guardas fueron conocidas como 
"Mina Admirable y su grupo"; se encontraba en el extremo nordeste de la franja de pirita onubense, dentro de la provincia de Sevilla en su límite con Huelva.
Fueron explotadas en la Edad Antigua. Después de la Época romana tuvieron una parada de varios siglos. En la Edad Moderna no se realizaron trabajos, debido al fracaso metalúrgico. En la Edad Contemporánea fue la 1ª en pirita de la provincia de Sevilla. 
En 1,900 se construyó un ramal de más de 15 km, de ferrocarril, que unía las Minas del Castillo, con las minas de Rio Tinto; también en ese año se construyó la presa del Embalse como reserva de agua para el uso de la mina. En 1,916 se paralizaron los trabajos a causa de la guerra Europea. Los trabajos se reinician en 1,921 hasta 1,940 que vuelve a paralizarse la actividad como consecuencia de la 2ª Guerra Mundial. Finalmente desde 1,942 hasta 1,963, estuvo otra vez en explotación.
Los minerales que se extraían, de estas minas, eran entre otros, pirita de hierro, pirita cobriza,azufre, hierro,cobre, zinc y plomo.Estos minerales eran muy cotizados en Europa por su gran calidad.
aspecto general de las Minas del Castillo
A este lugar, perdido entre montañas, es adonde trasladaron a mi padre, desde Alcalá del Río, cuando yo apenas tenía 10 años y mi hermana 13.
Las Minas del Castillo era una aldea o pedanía que pertenecia al término municipal del Castillo de las Guardas, del que distaba unos 5 km. La carretera nacional, ( por decir algo) que, partiendo de Sevilla iba hacia Río Tinto y Nerva, pasaba por Las Minas del Castillo. Al principio de la Aldea, bordeando la parte derecha de la carretera, había una larga fila de casitas blancas, a la izquierda de la carretera, debido a lo accidentado del del terreno, no había casas.
Al final de aquella larga fila de casas, la carretera se partía en dos, a la derecha seguía hacia Rio Tinto y Nerva, la de la izquierda, siempre el terreno en ascenso, llevaba hacia, lo que podíamos llamar, el "núcleo" de la Aldea. Este "núcleo" tenía una sola c/ larga, pero una sola calle. Las demás casas, agrupadas en manzanas, estaban diseminadas, aquí y allá, según el terreno lo permitía.
Cuando la carretera se partía en dos,( como ya he mencionado,) en el terreno que quedaba, entre las dos carreteras, había un eucaliptal, al final  de estos eucaliptos estaba el Cuartel de la Guardia Civil, un edificio rodeado por un gran porche, que lo separaba de los eucaliptos. El edificio del cuartel había sido un antiguo hospital que había existido en tiempos de mayor auge de las minas, posteriormente lo habían preparado para cuartel de la Guardia Civil; tenía un gran patio interior, alrededor del cual, estaban las puertas de los pabellones para los guardias y sus familias, las demás dependencias, propias del cuartel. El patio era muy alegre, con dos enormes parras, que por cierto daban unas uvas muy ricas; también había un ciruelo y un naranjo.
Recuerdo que todo lo que veía me encantó, supongo que sería por la novedad del cambio y porque intuía que allí iba a tener más "libertad de acción"  que en Alcalá del Río, que desde que me cogió la bicicleta estaba tremendamente vigilada por mis padres.
Y¡¡vaya si tuve acción!! fue la época de mi vida que recuerdo como más divertida y más salvaje. Menos mal que tuve a mi padre, que supo "modelar", con paciencia, cariño y bastante severidad, mi personalidad; aunque él se reía bastante con "mis cosas" cuando, pasados los años, las recordaba.
Ya contaré algunas de mis "proezas y hazañas" y como se vivía en aquella época y el equilibrio que mi madre hacía para llegar a final de mes, del mismo modo que les pasaba a las demás amas de casa en, los difíciles años del 44 al 50, que fueron los 6 años que vivimos en las Minas del Castillo.
Datos de Wikipedia: Imágenes de Google.













viernes, 5 de mayo de 2017

Dia de la MADRE,a través de mi gafas

El próximo Domingo es el Día de la Madre: MADRE, palabra mágica. La 1ª que aprendemos a pronunciar cuando empezamos a hablar y que ya, por muchos años que vivamos, estará en nuestra mente y sobre todo en nuestro corazón.
Un día leí, en algún sitio, un escrito que decía así" El cordón umbilical físico del recién nacido se pierde cuando se desprende. El cordón umbilical psíquico o espiritual, jamás se cae ni se pierde, ese siempre estará pegado a nuestra memoria y a nuestros recuerdos infantiles". Y yo añado; ese cordón es el que me trae los recuerdos de las caricias de mi madre, el latir de su corazón cuando me cogía en sus brazos para dormirme. Aún recuerdo lo calentito que estaba su pecho, cuando yo metía mis manos entre los botones de su blusa.Ese cordón, al que aún me siento unida, me trae el olor  de su cuerpo a Heno de Pravia, ese cordón que, ahora mismo me parece sentir, el calor de sus labios cuando me besaba.
Es el cordón que un día, no muy lejano, hará que trepe por él y al final del cordón estará ella allí, con su sonrisa y sus ojos tan brillantes, como cuando me miraba, y yo correré hacia ella y le diré. " Por fin he vuelto al lugar del que salí". Ella abrirá sus brazos y yo me refugiaré en ellos. Feliz Día mamá.
También Feliz Dia para una Madre10. Mi hija, que física y psíquicamente es una imagén y semejanza de mi Madre. Te quiero.
Os mando un ramo de flores para las dos.

imagenes de Google.





domingo, 23 de abril de 2017

Paisajes y pueblos regados por el guadalquivir a través de mis gafas, última parte.

ESTATUA DE ANTONIO DE NEBRIJA
Una vez que consigo dejar parte de mi mismo en estas benditas tierras de las Marismas del Guadalquivir, mi cauce sigue su curso hacia el último pueblo de la provincia de Sevilla; Lebrija, cuna del gran Antonio de Nebrija, padre de la Gramática Castellana. Paso por el 1º pueblo de la provincia de Cádiz; Trebujena, donde al Oeste se divisa el Parque Nacional de Doñana, en la provincia de Huelva y formando con "mi" cauce una línea divisoria entre las provincias de Cádiz y Huelva, desemboco en el Océano Atlántico
Sanlúcar de Barrameda
junto a los términos municipales de Almonte y Sanlúcar de Barrameda. Al desembocar en el mar me abro, formando un estuario típico que tiene 500 m, de ancho, en el punto donde me abro y más de 4 km, en el punto donde mi estuario entra ya en mar abierto.
Es aquí donde recuerdo, parte, de las magníficas estrofas que me 
ATARDECER EN DOÑANA
dedicó Luis de Góngora, el gran poeta cordobés, y que dicen así: Arroyo; ¿en que ha de parar tanto anhelo y morir, tú por ser Guadalquivir, Guadalquivir por ser mar?".
¿ Morir?No. Precisamente he querido dejar, parte de mi mismo en la tierra que me vio nacer: Andalucía, y en Andalucía Las Marismas del Guadalquivir. El resto de mi caudal se sumergió en el mar y envuelto en sus aguas viajé
ESTUARIO
Llevé a Colón a descubrir un Nuevo Mundo y volví con barcos cargados de riqueza a "mi" Sevilla
¿morir? No. Sencillamente, me he reconvertido. Como se dice ahora.
Recobro mi personalidad y dejo "mi" río. Creo que ya estaría harto de mi, con tanto "husmear" en su vida; pero no puedo evitar sentir nostalgia del tiempo que he estado dentro de ti río mío y todo lo que he contemplado gracias a tí, los campos de mi Andalucía y su maravillosa Naturaleza, de la que me declaro totalmente enamorada, desde el maravilloso color verde, de los olivos de Jaén,las torres de la Mezquita cordobesa y el olor a las flores de sus patios, la campiña sevillana con sus pueblos ribereños, la Torre del Oro, reflejándose en tus aguas, el azul del mar en Sanlúcar (Cádiz),la maravilla del Parque de Doñana en Huelva. Adiós Guadalquivir. Te prometo que desde mi cornisa del Aljarafe sevillano, te miraré ahí abajo y te enviaré una sonrisa de complicidad.  
SEVILLA DESDE EL ALJARAFE
Datos wikipedia. Ímagenes Google.






















domingo, 9 de abril de 2017

Costaleros y Capataces a través de mis gafas

Ya huelen a azahar los naranjos de mi calle, eso quiere decir que ya es ¡¡Semana Santa en Sevilla!!. porque el olor a azahar y la Semana Santa van íntimamente unidos a las primaveras de Sevilla.
Ya está Sevilla " atiborrá " de gentes que vienen de todas partes a compartir con los sevillanos la increíble belleza de 7 días  de desfiles procesionales de las numerosas cofradías que hacen estación de penitencia, desde sus respectivas Iglesias, hasta la Catedral.
Todas las Cofradías, desde las que vienen de las Barriadas más lejanas, como de las que están más cerca, tienen algo en común; la manera de llevar estos "pasos", que parecen caminar o moverse solos, que se paran y se levantan como si fueran una pluma, a pesar del enorme peso que tienen encima. ¿Quien mueve los hilos para que salga todo tan perfecto?. Pues nada más y nada menos que un puñado de hombres; los Costaleros entre 30 o 50 ( depende del tamaño y peso del "paso") que se mueven en un espacio pequeño( debajo del "paso") y además sin ver apenas, sus ojos son los del capataz, que desde la parte delantera del " paso" los va guiando

dando las órdenes precisas y los movimientos, que los costaleros han de realizar en cada momento.
La simbiosis que se establece entre el capataz y los costaleros, es la que hace el milagro de que los "pasos" parezcan que caminan y se mueven solos.
Costalers baj el paso
He querido poner esta entrada en mi blog, como un humilde homenaje lleno de respeto, cariño y admiración, hacia Costaleros y Capataces..
Finalmente voy a poner dos preciosas poesías, una titulada "el Capataz", la otra titulada "el Costalero", fueron escritas por el jesuíta padre Ramón Cue, que con exquisita sensibilidad supo captar el alma y los sentimientos de la Semana Santa de Sevilla.
El Capataz
Para ser buen Capataz
padre, el consejo mejor
Hijo, serás más capaz
cuando tengas más amor
ojos de  águila en la cara 
sentido de proporción
la voz como el agua clara
y los nervios en razón
Pero todo no bastará,
hijo,sin el corazón.
Si llevas al Gran Poder,
amor, hijo y paso a paso
no hagas al Señor correr
llevándole aprisa , acaso
la Cruz le fuerce a caer
Si llevas a Dios clavado del madero
hazlo con mimo y cuidado de enfermero
dale un paso acompasado 
y hazle de pluma el sendero.
Si va vivo, que el dolor no le dé 
andando, la muerte,
Si va muerto, por temor, 
hijo, de que se despierte....
Pero en todo caso advierte
que lo trates con amor.
Y si es la Virgen María 
con su palio, hermosa toda
considera que ese día 
Sevilla te la confía 
y es niña que va de boda
Niña Virgen sin mancilla
ni la brisa osa tocarla :
Mira que has de entregarla
como te la da Sevilla.
Sin que se le caiga un clavel
sin que se le tuerza un cirio
sin que el sol mustie su piel
de sus ojeras de lirio....
llévala como una flor,
como un cristal...No, mejor
llévala¡Virgen María!
como a tu madre y la mía,
hijo, con infinito amor......
Este es hijo. mi consejo
para ser buen capataz.
Tú empiezas y yo me alejo.
Amor, hijo, para ser capaz.
Mucho amor, como este viejo,
y serás buen capataz.
................................................
El costalero es más extensa pero la voy a empezar cuando el Costalero muere, va al cielo y se encuentra a Jesucristo al que dice
¡¡Ay, Señor del Gran Poder¡¡
que yo fui tu costalero
Nazareno quise ser
 y en mis espaldas tenerte
a ti, por Cruz y madero
¡¡ay Señor del Gran Poder¡¡
sobre mi carne tu peso
¡¡como cargó sobre mí !!
Tú, Señor, a cambio de eso
sobre tus dos hombros preso
-cordero loco y avieso-
me fuistes llevando a mí...
¡¡Ay, Señor, que yo fui tu costalero!!
¡¡Ay , Cordero, tú fuiste mi buen Pastor!!
Los dos nos fuimos llevando
Tú, Pastor, yo, costalero, los dos íbamos pasando.....por Amor.
Ahora cuando se encuentra con Ella, le dice

¿ No me conoces Señora?
que yo fui tú costalero
¡¡que me miren, Madre, ahora, esos ojos que yo quiero!!
Fui tú tiesto y tú florero
Tú arriba fuiste la flor
Sobre mis hombros de acero
Tú llevabas el salero 
de tú manto triunfador
Y la gente te aplaudía, 
la saeta te clavaba
el piropo te encendía
y la noche te besaba
y yo abajo decía
"Por Ella soy costalero, por Amor....."
y todo el palio temblaba
del gozo que yo sentía
y tú amor me bendecía,
y tú pie me acariciaba........
Yo la tierra, Tú la flor
Por Ella fuí costalero,
Por Amor
COSTALEROS BAJO EL PASO
Para mi amiga Franconetti, semanasantera de pro con cariño

Poesías, cofrades sevilla, abc.es.imágenes Google.


                              








martes, 28 de marzo de 2017

No todo está perdido.Conferencia de d. Emilio Calatayud, a través de mis gafas

En el pabellón cubierto de nuestro pueblo de Gines, el pasado viernes día 24, se celebró una conferencia-coloquio, sobre la educación de los hijos. El acto estaba organizado por los Ayuntamientos de Gines, Valencina de la Concepción y Santiponce, a través del programa de prevención comunitaria Ciudades ante las Drogas Cornisa Aljarafe y con la colaboración de la Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Andalucía (CONFEDAMPA).
El ponente de esta conferencia era Don Emilio Calatayud, abogado y juez de menores de Granada, su conferencia tenía por título" Educar hoy".El señor Calatayud estuvo brillantísimo insistiendo, entre otras cosas, en la importancia de aplicar el sentido común a la hora de educar a los hijos y de no hacerlo solo en derechos, sino también en obligaciones; apeló a la responsabilidad de padres y educadoresen la educación de la juventud; pilar de nuestra sociedad.
El pabellón estaba lleno a rebozar por vecinos de los 3 pueblos que hicieron al conferenciante preguntas que él contestó amablemente, mientras hacía mención de lo gratamente sorprendido que estaba ante tanta afluencia de público.
Mi hija y sus amigas venían encantadas,se les había hecho corta la conferencia, yo pude seguir, parte del acto gracias al vídeo que nuestro alcalde puso en Facebook, mil gracias, Romu.
A continuación voy a transcribir el comentario que del acto ha hecho el señor Calatayud en su blog y que dice así.
"Buenas, soy Emilio Calatyud. Este pasado viernes más de mil personas ( casi dos mil,según algunas fuentes) tuvieron la gentileza 
de acercarse al pabellón municipal de la localidad sevillana de Gines para escuchame. Yo fui el 1º sorprendido. Nunca antes había hablado para un auditorio tan numeroso. Gracias, mil gracias (o más); una para cada una de las personas que asistieron a la conferencia, la mayoría vecinos de los municipios de Gines, Valencina de la Concepción y Santiponce. Garcias, mil gracias (o más) por vuestra generosidad e interés. Y gracias a los alcaldes Romu Garrido de Gines, Antonio Suárez de Valencina, y Carolina Casanova, alcaldesa de Santiponce, que tuvieron la amabilidad de asistir al acto. Gracias al programa de prevención comunitaria Ciudades contra las Drogas Cornisa Aljarafe y a la confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Andalucía, especialmente a Pepa y Mercedes, por contar conmigo, y gracias , por último a la señora que dijo, al ver tan numeroso público, que creía que era un concierto de Bisbal o Bustamante,ja,ja, ja ,,,,
Qué más de mil personas llenen un pabellón para escuchar hablar de hijos y educación demuestra que no todo está perdido. Ni mucho menos.".Hasta aquí el comentario en su blog del señor Calatayud,y yo añado que después de leer y oir, hasta la saciedad en sentido negativo, como son los chicos de ahora y la educación que les damos, para mi es un bálsamo de agua fresca, estas positivas palabras de todo un señor juez de menores.
Por último decir que nuestro alcalde dice, que ha sido un acto sin precedentes en nuestro pueblo por la afluencia de gentes a una conferencia sobre educación y repitiendo las palabras del conferenciante dijo . No todo está perdido. Ni mucho menos.
    Antionia gonzález.